Blogia
un día cualquiera

Hoy me he sentido diferente.

Hoy me he sentido diferente. Me siento... un poco más maduro. He aprendido muchísimas cosas desde que estoy aquí en Ceuta, aunque lleve poco más de una semana, pero el tiempo se me ha pasado muy despacio, para reflexionar, no comerme el tarro, simplemente pensar en mis historias de siempre, fantaseando en cómo será mi futuro, sintiendo lento el presente y añorando un poco el pasado. Sobre todo he aprendido a convivir con un "poco" de soledad. No soledad por estar solo, sino por sentirme solo. Además, creo que hasta ahora no había estado separado realmente de mis amigos durante tanto tiempo, y tanto tiempo definitivo (que ya sé que es una palabra fuerte, y que yo siempre digo que hay pocas cosas definitivas, pero esto es así). Para ser precisos, siempre estoy rodeado de muchísimas personas, todas ellas muy simpáticas (una de esas personas es mi padre, al cual quiero mucho pero no llena, y sería un disparate que lo hiciera, esa "falta de amistad" o "pequeña separación" de mis amigos, con los que he convivido muchas cosas, para mi muy importantes) pero no son mis amigos. Son compañeros del trabajo de mi padre, personas que piensan que yo soy el hijo de D. Juan Francisco Medina Concepción, el Adjunto al Director del Helipuerto en el que trabajan. No quiero decir que sean personas falsas (que quede claro, y si alguien tiene alguna duda que hable ahora o calle para siempre), sino que, por encima de lo bien o mal que yo les pueda caer, van a tener en cuenta mi "posición" o, mejor dicho, la "posición" de mi padre frente a la suya.

Bueno, ahora llega el último helicóptero del día. En unos 30 minutos esta "caja" que por ahora es mi casa se quedará vacía. Tan solo dos vigilantes de seguridad en su caseta, viendo la televisión o dando un paseo para ver que todo sigue como ellos lo dejaron; dos bomberos que duermen a la espera de alguna evacuación o cualquier problema que pueda suceder y que sería muy poco usual que lo hiciera; mi padre y yo. Esta "caja" cariñosa, porque es muy agradable ver como se puede trabajar siendo totalmente competente y formando una pequeña familia de trabajo, me llena de frío y no por el aire acondicionado que nos produce una refrescante sensación de tecnología, avance y, más que avance, progreso civilizado, como le dicen aquellos que creen ser verdaderos hombres de provecho para el futuro de esta sociedad que hemos levantado, bueno, me rectifico, que han levantado.

Las horas pasan, o yo paso sobre las horas, porque realmente las horas se van quedando inmediatamente desde que existen, en el pasado y, nosotros las adelantamos irremediablemente a paso agigantado con destino o sin él, al futuro. No me siento mal, totalmente al contrario, me siento alegre, y, mejor aún, feliz.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

una "pequeña" fumadora... -

eeeeeeee.... cm no se te va a exar d menos!!!! y algunas veces mas d lo q pensaba

el crack -

pixi joputa claro q se te echa de menos es q tu presencia con esas sunormaladas q eran las q nos alegraban el dia tu presencia es muy no se como expresarlo muy necesaria te echamos de menos

JuanPe -

Pichí se te echa de menos en la resi, esto sin ti no es lo mismo. A ver cuando te vemos el pelo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres