Blogia
un día cualquiera

Empezando la semana

Para empezar bien la semana les pongo este video. Es un instrumento de percusión melódica llamado hang.

El cacharro en cuestión ya es llamativo por su forma. A mi me recuerda a una bacinilla virada para abajo, de esas que tenían nuestros abuelos debajo de la cama para poder aliviar la vejiga sin tener que salir al baño que estaba fuera.

La manera de tocarlo ya es todo un espectáculo de baile.

Las posibilidades sonoras son impresionantes, no ya sólo por poder cambiarlo de afinación momentáneamente (ver el vídeo como el chico aprita el metal para hacer el sonido más grave), sino por todo el colorido de timbres que pueden producirse dependiendo de cómo lo toques. Todos los sonidos resultantes nos llevan a La India asiática (no a nuestras hermanas americanas) y a la meditación.

Vamos, el Hang es todo un lujo.

Yo quiero uno, ¿quién me lo vende?

 


 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Majek n' Tedote -

El armatoste este es como la política:
Depende de en manos de quién esté puede ser una trampa.

Ahul

Howling Wolf -

joer, yo también quiero uno! jeje aunque creo que al final me frustraría y lo dejaría de lado ¬¬. Supongo que en según que manos puede sonar increíble o no.

Saludos

Majek n' Tedote -

Con uno sólo funciona también la historia. Lo que pasa es que el nota es un virtuoso.
¡Yo quiero uno! ¡Yo quiero uno!

¡Besos compañera!

Zafferano -

Qué alucinante! Tiene un sonido absolutamente cristalino y relajante... Me encantaría tener uno a mí también, o son dos? porwue me da que aunque no sepas tocarlo te puedes meter unos descargues impresionantes! Me encantó. A mí me hace pensar a un caparazón de tortuga.

Un besote!

Majek n' Tedote -

Por cómo lo hacen, creo que mejor me fabrico uno.
Tengo que descubrir la técnica de transformar el metal...
¡tan sólo eso!
jaja

faraox -

Genial, si consigues uno avisame y sacamos algunos ritmos. Awasome!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres