Blogia
un día cualquiera

Martes 13

Hoy me di cuenta de este peculiar catastrófico día, gracias al curro, al escribir la fecha en la pizarra. Hoy empecé en el colegio Nuryana, en La Laguna (Tenerife).
El día lo comencé temprano, para estar a las ocho y media en el colegio, después de hacer un paseíto desde la casa de mi hermana (Calvo Sotelo), hasta mi "oficina", por encima de la facultad de Farmacia. La verdad, que la ruta es buena, tranquila y cómoda (por ahora). Bueno, cómodo para mi, porque la gente me mira asutada cuando les explico la ruta. Dicen que mejor que coja la guagua, pero te aseguro que las calores con las que me fui cargando y la adrenalina que fui soltando por las esquinas, llegué más fresco (y tranquilo) que una rosa.
A mi llegada, fue impresionante el despliegue de servicios que el colegio ofrece, por lo menos para mi, que casi* toda mi vida he estudiado en colegios públicos. Un señor que dirige el tráfico para que los padres entren y salgan bien del cole, monitores para organizar la llegada de las guaguas (propias del cole), etc.
La estancia, simplemente estupenda. Estoy más rodeado de palmeros que en Benahoare.
La salida, graciosa, porque me pareció que ya llevaba allí toda mi vida dando clases. Me siento cómodo con mi puesto, con mi responsabilidad y con mi actitud.
Estoy seguro de que este período de mi vida va a ser grato...
... y además empezó en Martes 13
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres