Blogia
un día cualquiera

Yo Digo NO a la DESTRUCCIÓN de S/C de La Palma. Y tú, ¿qué dices?


Del texto de Elsa López: Plan de Destrucción de Santa Cruz de La Palma

 

Nuestros políticos de turno pretenden construir 4.000 y pico viviendas en Santa Cruz de La Palma. Saben que el crecimiento de la población no excede de un tanto por ciento anual muy inferior a las cifras que ellos dan para justificar la construcción de esas viviendas Pero eso no les importa. Se rumorea que son viviendas de ocho plantas "con unas vistas preciosas sobre la ciudad" según declaraciones de los que están metidos en el ajo. Ellos se lo guisan y ellos se lo comen. No arreglan las casas antiguas que son patrimonio histórico de la ciudad, pero sí permiten a los dueños que las dejen caer y hundirse para favorecer la posterior especulación del suelo y la construcción de casas de varias plantas con pisos a precios desorbitados. Nos vienen con el cuento de que la gente humilde necesita viviendas. Eso es demagogia. No van a construir para la gente humilde, van a urbanizar las zonas rurales para convertirlas en urbanas y seguir especulando barranco arriba. Ya no les basta con el destrozo de la Avenida del Puente y la construcción de esos aparcamientos que los ciudadanos deberán comprar o alquilar si quieren dejar su coche a buen recaudo con unas aceras que ocupan media avenida y que sólo sirven para no dejar aparcar los coches de quienes no les da la gana de pagar un garaje o no pueden alquilar una plaza; ahora van a seguir destrozando el suelo desde La Encarnación hasta La Dehesa pasando por El Planto con un llamado Plan de Ordenación del Territorio que no hay por dónde hincarle el diente. Agricultores y gentes de buena fe se han puesto en pie de guerra dispuestos a que no siga adelante el dichoso plan que sólo sirve para engrosar las arcas de unos pocos que han comprado terrenos por esa zona a precios de saldo para venderlos, una vez recalificados, como oro puro.

¿Saben los ciudadanos de Santa Cruz de La Palma que cuando el plan llegue a su fin les habrán llenado de autopistas y rotondas lo que hasta ahora ha sido el pulmón de la ciudad para que todo terreno que quede alrededor pueda ser declarado urbanizable y así poder construir pequeños rascacielos cerca de Los Pasitos y de la iglesia del Planto? ¿Saben los ciudadanos que algunos empresarios, constructores y arquitectos van a ganar millones de euros con ese plan y ellos van a quedarse sin casa, sin terrenos de cultivo o, sencillamente, sin el cantero que heredaron de sus abuelos y que aún les permite soñar con una isla apacible y hermosa?


Pues bien, ya lo saben. Vayan a la oficina donde está expuesto el proyecto y vean los planos que exhibe el Ayuntamiento y vean de qué manera tan oscura y farragosa (si entienden el lenguaje que explica el plan y alguno de esos planos, me lo cuentan) nos quieren vender la destrucción de una ciudad que era el orgullo de quienes la vivían y de quienes la visitaban Vean cómo, para cubrirse las espaldas, dejan en pie algunas casas que declaran de interés porque "son bonitas" (palabras textuales del técnico encargado de defender el plan frente a los airados ciudadanos) y no dudan en cargarse otras que tienen más de trescientos años y que son verdaderas joyas de nuestra arquitectura tradicional. Y si les interesa, vean de paso cómo se destruye una isla nombrada reserva de la biosfera y cómo no tardaremos en perder ese título que nos concedió la Unesco. Campos de golf, puertos deportivos y carreteras de cuatro vías estrangularán el sueño de nuestra isla para transformarla en una mina de oro para cinco inversores, cuatro alcaldes y veinte empresas constructoras que quieren convertir los bosques de La Palma en bloques de cemento, el agua en güisqui de malta, y el patrimonio histórico en cheques bancarios.


Visto lo visto, ¿dónde están los técnicos canarios de medio ambiente y dónde sus informes de impacto medioambiental? El Plan General de Ordenación del Territorio es una inmensa tela de araña en la que intentan atraparnos a todos; es un plan operativo avalado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma y Gestión y Planteamiento Territorial y Medioambiental, S. A. No dan datos y los que dan son confusos o confunden a la opinión pública con términos poco comprensibles que han reinventado para no llamar a las cosas por su nombre.


Pero, ¿qué se puede esperar cuando es la propia ministra de medio ambiente la que cesa al presidente del programa Hombre y Biosfera de la Unesco, Javier Castroviejo, por enfrentarse a proyectos urbanísticos especulativos en zonas reserva de la biosfera como el que aquí denunciamos, señalar que los intereses económicos son inimaginables, revelar que la ola de movimientos especulativos dentro de la reserva comenzó en el año 2004 y añadir en sus declaraciones que los estados de derecho tienen medidas suficientes para parar el desastre pero los políticos permiten que suceda porque hay cifras de dinero colosales en juego?

¿Qué se puede esperar de un gobierno que propone planes que destruyen el patrimonio histórico y la memoria de muchas generaciones para convertir la mitad de la isla en campos de golf y puertos deportivos donde se entretengan cuatro turistas ajenos al pasado de ese territorio?


Y llegados a este punto se hace necesaria una explicación por parte de los responsables de este plan; que expliquen a los vecinos cuál es la filosofía del proyecto que quieren vender; cuáles son sus planteamientos sociales y morales; qué es lo que quieren hacer de Santa Cruz de La Palma y por qué eso que quieren hacer no tiene nada que ver con los deseos de los que viven en ella. La explicación de los vecinos es muy clara. Los gobernantes deben tener en cuenta que un plan nunca es viable si nos cargamos el medio en que ese plan quiere insertarse. Si unas vías de comunicación convierten la naturaleza en un campo de cemento donde nada se produce excepto ruidos y humos contaminantes, ese plan no es bueno.

Un plan territorial que intenta borrar la memoria y los recuerdos de quienes habitan esas tierras, ese plan no es bueno. Un proyecto lleno de intereses bastardos que nada tienen que ver con la felicidad y la salud de los vecinos del lugar, ese plan no es un buen plan. Es un mal plan y no ordena nada, más bien lo desordena, crea conflictos sociales, ruidos, humos, malas vibraciones y, sobre todo, crea una especie que va en aumento de políticos corruptos, especuladores de terrenos, constructores acostumbrados a extorsionar y otra suerte de cosas que ya estamos hartos de mantener. Y, sobre todo, crea una especie que crece a un ritmo alarmante: los nuevos ricos sin escrúpulos dispuestos a ganar dinero aquí y ahora sin ningún proyecto de futuro y a quienes no les interesa la naturaleza ni los que en ella desean sobrevivir. Y deben escuchar y saber que lo que ellos planean a lo mejor no es lo que los ciudadanos quieren. Que a lo mejor no quieren carreteras de más de 23 metros de ancho, ni rotondas, ni puentes colgantes; que a lo mejor lo que quieren es calidad de vida y no asentamientos urbanos sino rurales; que los planes del ayuntamiento están muy alejados de sus necesidades reales como escuelas bien acondicionadas, hospitales dotados de buenos servicios, médicos suficientes por cada cierto número de habitantes, etc., etc.; Que a lo mejor no quieren que les ensanchen las carreteras ni les hagan puertos deportivos ni campos de golf que implican recalificaciones de terrenos para nuevas especulaciones urbanísticas; que a lo mejor lo que quieren son buenos y honestos gestores del dinero público y así poder dormir tranquilos sabiendo que el día de mañana sus hijos heredarán la ciudad y la tierra que ellos levantaron con tanta ilusión y tanto empeño.

 

* Embajadora de Buena Voluntad de la Reserva de La Biosfera Isla de La Palma ante la Unesco

 

Si no pasas este mensaje a por lo menos cinco de tus contactos, una masa ingente de cemento y ladrillo caerá sobre tu cabeza.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

brany -

Esta claro que vivimos gobernados por una panda de ladrones que en vez de interesarse por mantener lo bueno y mejorar lo malo, se dedican a enriquecerse a nuestra costa con cualquier excusa. Estoy totalmente de acuerdo con el articulo, contribuiré a su difusión poniendo mi pequeño grano de arena y publicándolo en mi blog. Salu2!

carmenD -

Es hora de que los políticos se den cuenta que nosotros los palmeros no queremos vivir entre cemento y piche, sino entre lo más preciado y precioso que tenemos: nuestros paisajes verdes. Por eso es conocida nuestra isla, por ser la isla verde, aparte de ser la "isla bonita". ¿Cómo será conocida después, como la isla gris, con tanto paisanaje de bloques? ¡¡¡¡NO, NO Y NO!!! Lo que tenemos que hacer es salir a la calle y gritarles que NO QUEREMOS ESTE PLAN DE ORDENACION.

porlonuestro -

DECIMOS NO AL PLAN GENERAL.Ademas mi familia, vecinos,etc, estamos afectados por ello, perderemos terrenos y delante de nuestros balcones donde ahora se puede observar los canteros que tanto cuidaron nuestros , bisabuelos,tatarabuelos etc , con sus cosechas; (papas, zanahorias, higueras, nispereros, etc), luego sera una avenida. Cemento ante nuestras casas...¿todo esto para qué? ¿los vecinos nos hemos quejado de que tenemos malas condiciones para acceder a nuestras casas?, ¿para que queremos una "autopista" en un lugar donde solo habitan escasas personas?Lo que hace destacar a esta isla,(tranquilidad,verdes paisajes, etc) lo estamos perdiendo, quieren parecerse cada vez mas a las grandes ciudades, donde todo el mundo huye para librarse de esos agobios, y muchos huyen en busca de una isla como la nuestra, pero dentro de poco no tendran a donde ir, porque esta ya no sera como siempre.Se puede comprobar en un articulo del periodico La Voz donde un turista se queja por visitar un lugar que le ha defraudado, ya lo habia visitado y era precioso, tranquilo, desconectado de los problemas, pero en su ultima observacion ya era un lugar donde abundaban los camiones.Yo he hablado con muchos vecinos, con muchos, y NINGUNO ESTA A FAVOR DE ESTE PLAN.Asi que batalla con estos destructores del ecosistema

Pixí -

¡Palmeros! Dejémonos de coñadas. Demostremos a esos políticos corruptos amigos del bloque, del césped y del aire acondicionado, que no vamos a dejar que tiren abajo las hogares que tantas espaldas han costado.
El valor de algo no se mira por su precio, sino por las horas de sudor que se han ido en su fabricación.
Nuestras casas, como las de El Planto, las de La Dehesa, las del Barraco del Río... ¡las que sean! Son VALIOSAS.
Los cachos de cemento donde nos quieren meter son CARAS.
¡Palmeros, rebélense contra la especulación urbanística!
¡Palmeros, rebélense contra la destrucción del valioso patrimonio que tanto nos ha costado tener!
¡Palmeros, rebélense contra el rico que quiere disfrutar de un campo de golf! Ahí podría haber sido tu casa.

carmen -

No creo que las personas que vivan en s/c de la palma quieran mas viviendas o mejores condiciones de vida, debido que la isla es llamada "la mas bonita" por sus paisajes, su tranquilidad, la conservación de los cascos antiguos como la calle real, el castillete de la encarnación,etc. la gente se esta volviendo loca y compulsiba intentando hacer de una isla pequeña lo mismo que hacen con tenerife.

Luri -

Vaya una panda de corruptos que tenemos por políticos...sigan asi...cárguense lo poco que nos queda, destruyan los pocos rincones en los que todavía se puede respirar aire auténtico...entonces ya no desaré regresar a mi Palma, como lo llevo deseando desde que vivo en Tenerife, rodeada de edificios...todo será igual que aqui hasta en mi preciosa isla...¡me niego! Y lo digo yo, que ademas de palmera, pertenezco a uno de los pueblos que van a destruir implantando un estúpido campo de golf para que los jodidos ricachones se gasten nuestra agua y destruyan nuestro bosque por la cara... Sabed que no os vamos a dejar destruir nuestra isla, palmeros que amamos nuestra tierra todavía quedamos

perenken -

Yo creo que otro de los problemas es que la gente de a pie no se entera de que van a hacer esta o aquella cosa hasta que ya la estan haciendo y no se puede parar. Yo no me considero una persona desinformada y acabo de enterarme de este artículo y de lo que denuncia, así que a un gran porcentaje de gente puede que le pase lo mismo. Es una dificultad añadida, por que si no sabes contra lo que luchas no te mueves demasiado, creo yo. Nos vamos a tener que poner las pilas si queremos parar ésto.

Frikiniki -

El problema es que la mayoria no sabe diferenciar lo que es una agresion abierta a nuestra mas preciada pertenencia con lo que es el progreso y la modernizacion de nuestras infraestructuras, mientras nosotros debatimos, los politicos, autenticos "vampiros sedientos de cemento" se rien de nosotros y sacan brillo a sus cuentas corrientes e infinitos intereses. ¡¡¡En La Palma NO!!! Comencemos a luchar por lo nuestro

MATILDE -

hay que hacer una plataforma, no, por dinero, no, queremos una isla verde como está, con sus carreteritas pero en condiciones, pero sin megaobras, los politicos están locos, pero locos , por el euro, los palmero no nos vamos a dejar pisotear
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres