Blogia
un día cualquiera

¿Por qué mentir?

¿Por qué mentir?
una es verdad, el resto mentira

Vota para los premios a las mejores bitácoras de 2004
Un día me desperté a las 8 de la mañana y ya estaba oscuro. El sol decidió salir por el oeste y no avisó a nadie. No se ha aclarado todavía el motivo de esta decisión, pero según dijeron los periódicos fue porque le dió la gana. Decía que llevaba mucho tiempo saliendo por donde mismo y que se había cansado de dar tantas vueltas.
La ciudad fue un caos total. Los pájaros, que vivían bajo enormes piedras, comenzaron a cantar como locos, las tortugas rápidas se hicieron lentas y aquellas que siempre fueron lentas multiplicaron por 1000 la velocidad.
Mis amigos se volvieron locos y empezaron a contar historias de muertos, de vivos y de los que no estaban en ningún lado. Los desaparecidos se encontraron y los encontrados perdieron el rumbo. Supongo que caminarían por inercia o por ganas, sin rumbo pero esperando llegar.
Los policías hablaban con la gente y regalaban caramelos a todos los niños y a los ancianos que se sentían jóvenes. El tráfico fue perfecto y Bush dejó de bombardear países extranjeros (desde el punto de vista de cualquier yanqui todos somos extranjeros).
Después me desperté...
... y todo era un sueño."
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres