Blogia
un día cualquiera

Fiesta en Teno Alto

Fiesta en Teno Alto

Este puente no me salió rentable, por supuesto hablo por la mera cuestión económica.

Desi, la cochina más cochina que jamás hubiere existido, decició venirse por casa desde el miércoles hasta el sábado. Quedar con ella a las 12:00 de la mañana para ir a desayunar supone terminar el desayuno a las 7:30 de la mañana del día siguiente, con una gran tasa de alcohol en sangre, un aliento matador con matices a cerveza, una mascarita y un ligero recuerdo de haberlo pasado bien (menos mal que siempre hay fotos que le devuelven a uno la memoria perdida). Pese a la tradición que le cae sobre sus espaldas, estos días nos portamos bien, acostándonos como muy tarde a las cuatro de la mañana.

El sábado, al partir Desi, quedé con El Gasio y compañía para dirnos a una fiesta en Teno Alto. Parece ser que esta fiesta no se celebraba desde años ha. Teno es un pueblo maravilloso. Creo que me voy a ir a vivir allí, aunque sólo sea por tener buenas conversaciones con gente sabia, volver a mi monotonía biodinámica y aprender a bailar el tajaraste en círculo, tal y como lo hacían los antiguos.

Algún día contaré más.

Ahora sólo les dejo con esta foto del atardecer de Teno Alto, que espero les guste.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres