Blogia
un día cualquiera

Ácido Neurótico: El Himno

 Yo no me preocuparía. De verdad, y por las mismas sinrazones de andamiaje que provocaron la convocatoria de un concurso cósmico y atópico  patrocinado por el COE y la SGAE, entidades afectas a la actual democracia desde los años de Franco, como es público y notorio.

Las causas éticas, estéticas, sociológicas, políticas e incluso de buen gusto que desaconsejaban iniciar este proceso plagado de naderías no tuvieron el peso necesario para frenar la estulticia.
Y es que con mayor frecuencia de lo que quisiéramos suele pasar así: una inmensa tontería arrebata protagonismo mediático a lo que en verdad son las inquietudes ciudadanas.
Pero, de verdad, no tengan en consideración este asunto. No agoten la finitud de la memoria en aprenderse los verdes valles, el mar azul y el propio afán común, ni los ¡vivas! y ¡glorias! de rigor.
Todo esto no va a precisar de un aprendizaje inmediato, ni siquiera a medio plazo.

Creo que incluso podríamos iniciar un proceso dilatado, dilatadísimo, constitucional, parlamentario y democrático durante lo que nos queda de siglo para definir los símbolos patrios antes que la selección española tenga necesidad de aprenderse la letra del himno.

Por Juan Francisco Medina Concepción

Extraído de La Voz de La Palma

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres