Blogia
un día cualquiera

TENTACIÓN

TENTACIÓN [...]

El pregrino dulce que dio luz a la vida
Va dejando la senda de flores revestida
Que brotan de sus alas a su divino andar.

[...]

Ya he bebido mi cáliz de amargura infinita.
¡Madre!, ¡madre!, ¡besadme con vuestro corazón!

[...]

Medusas colosales brotaron de los cielos.
Enanillos de grana tocaban violonchelos.

[...]

El santo de los santos echóse atrás la túnica,
Miró la sinfonía y huirse pretendió,
Pero mil brazos tibios le hicieron una cuna.
Y el Apóstol perdido se convirtió en espuma
Que al caer en el suelo la tierra se tragó.

[...]

Ella vuelve pausada por la senda florida.
Es madre y vuelve santa a dar vida en la vida.
Es madre y vuelve santa a llorar a su pasión.

Por la senda de nubes caminaba el Apóstol
De los bucles dorados y los ojos de azul,
Sin rosas de cien hojas en sus manos divinas,
Con la frente de nácar sin corona de espinas,
Cercado por la sombra de vaguísimo tul.

Federico García Lorca - 8, Tentación - Poesía inédita de juventud

Escuchando 1st Piano Concerto - J. S. Bach
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Zapp -

Bueno ya te lo he explicado por messenger.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pixí -

Por qué Walt Whitman?, la foto es de él?

Zapp -

Te gusta Walt Whitman?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres